miércoles, 30 de abril de 2014

Amistosidades


Casi un mes sin escribir.
No sé si me siento avergonzada o muy avergonzada...pero más vale tarde que nunca ¿no?.

En este mes han pasado muchas cosas, la verdad, y no todas buenas. He aprendido muchas lecciones y he madurado un poquito más, dentro de que mi edad mental no supera los 17.

Realmente de lo que os quiero hablar hoy es de la amistad. De cómo la amistad te salva una y otra vez sin pedir nada a cambio. Simplemente es algo que te has ganado. No hay nada racional que explique por qué acabaste conociendo a tal persona, simplemente sucedió.

Primero empiezo por las experiencias chungas que nos hacen vivir ciertas personas cuyo ego y prepotencia ocultan bajo una gran sonrisa y amabilidad que utilizan por conveniencia.
¿Cómo osas a ser tan egoísta?
Gente que vive a través de las redes sociales ya que en su vida diaria están solas o mal acompañadas por gente con vida propia que consiguen hacerles un hueco en su triste vida adornada con flores y fuegos artificiales.
Pues tengo un mensaje para vosotros queridos magos y magas de Oz, ya que me he dado cuenta de que agitando mis zapatos, vuelvo por lo menos a la realidad. Es más jodida a veces, pero es que para fantasía ya me tengo a mí misma que me sobro y me basto.

Luego también tenemos a esa gente....perdón....ESA GENTE a la cual le das toda la confianza del mundo, te mima, te cuida....y cuando le has revelado tus más íntimos secretos, ZAS!!!! coge un puñal y te lo clava mirándote a los ojos para que veas que todo era una farsa y que has perdido.
Son como la repugnante bruja de Hansel y Gretel....si sí, yo te cuido y te alimento pero para comerte luego porque si no, no podría sobrevivir por mí misma.

Pues para todas esas personas que habéis pasado por mi vida, quería daros las gracias.
¿que por qué?
Por haberme mostrado como sois realmente y haberme dado ese gran beneficio de manteneros alejados de mí.
Espero que los próximos corazones que os queráis comer se os atraganten.

Pero noooooooo....tranquilos.....ahora viene lo bueno.
Lo bello.
Lo inesperado.
Lo emocionante.
Las aventuras.
Las risas.
Los hombros.
Los bailes.
Las palabras de amor.
La complicidad.
La confianza.

La gente de verdad con la que realmente comparto mi vida.
Los que me ven con cara de selfie y con cara de Troll.
Los que están en la salud y en la enfermedad, en las alegrías y en las adversidades, en lo bueno y en lo malo.
Da igual que sea una amistad forjada hace veinte años o hace uno.
La sociedad nos hace pensar que la pareja es muy válida y que es uno de los pilares importantes de nuestras vidas. Y algo de razón tienen, aunque yo valoro mucho más la amistad ya que tiene todas las ventajas de tener una persona especial, pero sin volverte loco o poner el cartel de "esto es mío".
Ayer me decía mi padre que me iba a quedar sola en la vida si no me daba prisa...
Y a mí me entró la risa y pena (por el comentario retrógrado, claro) al mismo tiempo.
Aun tenemos que luchar contra ese machismo y esas normas estúpidas de TENER que estar con alguien.
Puedo desbloquear mi teléfono con mi huella dactilar pero tengo que seguir escuchando estas cosas, manda huevos.

A lo que voy.
Amo a mis amigos.
Gracias por quererme y por cuidarme así.
Gracias por vuestras camas en noches difíciles y por vuestras sabias palabras en momentos de enajenación mental.

Os lo voy a compensar cumpliendo mis sueños y siendo muy muy feliz (o por lo menos un poco). Escuchando vuestras canciones, admirando vuestros cuadros e ilustraciones, apreciando vuestros movimientos y vuestras coreografías, disfrutando de vuestras fotos, emocionándome con vuestras historias....
En resumen, viviendo a vuestro lado, artistas!!!!! ^_^

https://www.youtube.com/watch?v=Ty-IJ3qz-GE





1 comentario:

  1. "Puedo desbloquear mi teléfono con mi huella dactilar pero tengo que seguir escuchando estas cosas, manda huevos".

    Qué grande!!

    ResponderEliminar