miércoles, 10 de julio de 2013

Diario de una Groupie



Groupies. Existen desde que la música es música. Musas. Compañeras de viaje. Consejeras profesionales y como dice Kate Hudson en Almost famous, esperanzadoras.

En mi trayectoria personal, muchas personas me han tachado de groupie como algo malo por la relación tan cercana que he tenido desde la adolescencia con los músicos.  Nunca he comprendido el por qué.
¿Por qué es malo relacionarte con las personas q realmente te interesan? 
A las groupies también nos gusta sentirnos comprendidas cuando de amor a la música se trata. 

Personalmente, la música ha formado parte de mi vida desde que era muy pequeña. Mi hermano mayor, cogía los vinilos de los Beatles de mis padres y nos los ponía a mi otro hermano y a mí una y otra vez, con un entusiasmo y una emoción que seguramente haya hecho que los 3 hayamos terminado siendo tan melómanos. A medida que crecíamos, biológica y musicalmente, nos fuimos posicionando en los estilos que más nos gustaban. Pero siempre hemos tenido bandas comunes que a los 3 nos hacían vibrar.

¿Cómo no voy a relacionarme con músicos? Ésa es la pregunta. Lo raro sería que no conociese a ninguno. Que no compartiese mi pasión con ninguno de ellos. Que tuviese novios a los que les fuese indiferente compartir un buen concierto o una bolsa de pipas.

Ahora yo os pregunto: ¿De verdad creéis que formar parte de la vida de un músico es fácil? Las giras, las miles de horas en el local con sus otras novias (los miembros de su banda), sus inseguridades, su ego, sus fantasías… 
Suele ser gratificante compartir todo eso, pero no es fácil.

¿Y sabéis a qué vienen todas estas reflexiones?
A que anoche coincidimos en un bar con Ben Howard. Mi amiga Patricia se acercó a él y le dijo que no era Ben Howard, que por qué estaba fingiendo serlo. El colega estaba alucinado con la Patri, que estaba muy venida a arriba con su argumento, como buena capricornio que es. Tanto que Ben Howard sacó su identificación para demostrarle que no era un impostor (momento grandioso de la noche por cierto y de muchas risas). Acto seguido resulta que algunos de los allí presentes estábamos en la lista para el concierto que se celebra esta noche en el Circo Price.

¿Estaremos realmente en esa lista en la que apuntó Ben Howard nuestros nombres?
Pronto lo sabremos.

Ah!!!!! Y no os equivoquéis. Ser groupie se nace, no se hace.



1 comentario:

  1. "ya no tienes edad para comportarte como una groupie"....llevo meses oyendo esa frase, llevo meses odiando esa frase. Y de repente leo esto, y pienso "ves? si se puede" porque tengo edad para ser una groupie y la tendré siempre, porque llevo una penny lane dentro, porque llevo tatuado All you need is love en la espalda....porque cuando amas algo, lo amas y punto. gracias
    espero que Ben Howard se esperanzara de veras

    ResponderEliminar